por Albert Sales i Campos // RETS

(Versió en català aquí)

Alguien ha fallado en su estrategia de gestión del riesgo. No lo digo por las 300 muertes que ya se contabilizan en el derrumbe del edificio “Rana Plaza” de Bangladesh donde varias fábricas confeccionaban ropa para firmas internacionales de la moda. Tampoco porque estas semanas tengamos entre nosotros a un refugiado guatemalteco amenazado de muerte por defender los derechos de los pueblos afectados por las actividades de empresas extractivas. Estas desgracias no son los riesgos que gestionan los departamentos de Responsabilidad Social Empresarial. El riesgo de que realmente les preocupa es el que afecta a la reputación de la empresa, la posibilidad de que aparezcan nuevas máculas a sus relucientes logotipos.

La contención de la información en los medios de desinformación masiva funcionan. Los equipos de comunicación corporativa ni siquiera tienen que preocuparse de silenciar a las cadenas de televisión privadas y públicas o en los grandes diarios, porque ellos solitos ya autocensuran para no perder ni un centavo de ingresos publicitarios. Quien se ha atrevido a decir que en las fábricas siniestradas de Bangladesh se han encontrado etiquetas y documentos de Mango? El tratamiento informativo de la noticia ha sido aséptico con los intereses económicos presentando la tragedia como una catástrofe humanitaria y haciendo referencia a la inseguridad que se vive en las fábricas de Bangladesh como si el único culpable fuera el gobierno de un país “subdesarrollado “que pretende” industrializarse “.

Quien ha explicado que en la junta de accionistas de la Caja se denunciaron públicamente ante accionistas, consejeros y consejeras, y del señor Isidre Fainé, algunos de los impactos de la actividad económica de la entidad? Los medios catalanes llevan años ignorando las investigaciones y denuncias de organizaciones y movimientos sociales sobre la actividad de Gas Natural-Fenosa, Repsol o de Agbar en América Latina. Han ignorado las investigaciones sobre inversiones en la detestable industria del armamento. Y no han dado ninguna relevancia al acoso judicial ejercido por Caja Bank sobre los activistas de Ecologistas en Acción que hace unos meses colgaron tres pancartas en la fachada de la sede de la entidad y que se enfrentan a una pena de 8 meses de prisión. Deberían interesarse ahora por qué tres activistas se presenten a la junta de accionistas y alcen la voz contra estos abusos? Claro que no.

Pero la responsabilidad social ha fallado igualmente. No ha conseguido, ni conseguirá, canalizar las protestas para que se pierdan en un laberinto de reuniones estériles. La invitación de los señores Fainé y Nin para hablar de algunos de los temas expuestos en la junta de Caixa Bank y su ofrecimiento para facilitar el contacto directo con otras empresas son de agradecer, pero deben saber que departamentos de comunicación y RSC conocen de sobres los informes, las denuncias y los colectivos implicados y que ya han hecho las gestiones pertinentes para que la voz de las afectadas y los afectados se pierda antes de manchar la imagen de vez respetables corporaciones. Han fallado, no han podido evitar el trance de tener que oír a su propia junta de accionistas algunas de las consecuencias de sus actividades.

Seguro que Mango también habría querido frenar la aparición de su nombre en las noticias vinculadas al desastre del “Rana Plaza”. Tanto si es cierto como si no lo es que la documentación encontrada entre los escombros se corresponde sólo a una prueba de producción, el objetivo de la RSC es evitar asociaciones de ideas negativas de los posibles consumidores. Pero las redes sociales son rápidas y los activistas de Bangladesh, ante la muerte de cientos de personas, no han esperado a hacer reuniones, debates y conversaciones para publicar los nombres de las etiquetas.

Siempre encontraremos nuevas vías de denuncia, nuevos caminos para llegar a la ciudadanía, y nuevas maneras de hacernos escuchar. Serán nimiedades para sus negocios pero no dejaremos de ser un “riesgo” para su “versión oficial de los hechos”.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s