Desde principios de los años 90s Lidl se ha convertido en la compañía que más rápido se ha expandido en Alemania y a nivel internacional. Junto con su compañía hermana Kaufland, que posee tiendas de autoservicio e hipermercados, Lidl forma parte del grupo empresarial Dieter Schwarz. Lidl tiene más presencia en los mercados internacionales que su principal competidor Aldi. Opera en todos los países de la Unión Europea exceptuando los países bálticos (aunque planea expandirse a Lituania), y en Suecia. En Francia tiene 1,500 tiendas y en Alemania 3,300. En este último país emplea a 68,000 personas, siendo el total de personas a las que da trabajo a nivel global de 170,000. El Grupo Schwarz, con un volumen bruto de negocio en Europa de 72,907 millones de euros (2014), tiene aproximadamente 11,270 tiendas y 350,000 empleadas.

La estructura de la compañía es una opaca mezcla de firmas y fundaciones. Tan solo Lidl ya está compuesta por 300 firmas individuales. Esta enrevesada estructura es uno de los factores que da al Grupo Swcharz su enorme poder estructural. Como resultado, puede eludir su obligación de facilitar cierta información, el derecho de codecisión de las trabajadoras se ve minado y se obstaculiza el establecimiento de un consejo general de trabajadores. Además, con esta estrategia el Grupo Schwarz obtiene enormes reducciones de impuestos. A pesar de esta falta de transparencia, los expertos en negocios están de acuerdo en que el grupo Schawarz forma parte del actual centro de poder que lidera tanto Lidl como Kaufland. También juega un papel clave, aunque menos importante, Dieter Schwarz Stiftung GmbH. Lidl y Kaufland operan como fundaciones, aunque no por razones de tipo impositivo; la principal motivación a la hora de tener una estructura como esta se basa en el hecho de que una estructura tal no entra dentro de la esfera de la codecisión legislativa.

Al igual que Aldi, Lidl deja que sean los consumidores los que cojan los productos directamente de las cajas de cartón en donde vienen embalados. Cuando la caja de cartón se vacía, simplemente se sitúa otra en su lugar. El personal laboral es mínimo, por lo que a pesar de tener los precios de venta my bajos, todavía sacan beneficio. Tanto Aldi como Lidl se han labrado su propio nicho de negocio con este enfoque. A diferencia de Aldi, Lidl suele tener más productos de marca de oferta, y mientras Lidl importa muchos productos alimentarios a bajo coste de Europa, también obtiene muchos productos locales del país en donde tiene situadas sus tiendas. Al igual que Aldi, Lidl tiene ofertas semanales especiales, y su stock de productos no alimentarios suele variar con el tiempo.

Amplia expansión en Europa gracias a los préstamos públicos

Lidl tiene aproximadamente 10.000 sucursales en 26 países. En el este y el sudeste de Europa, la expansión de Lidl y Kaufland se ha financiado con préstamos de una filial del Banco Mundial, la International Finance Corporation (IFC) y el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) en Londres.

El total 5 préstamos durante la última década que ascienden a más de medio billón de euros. En 2010 se acordó con el BERD un préstamo a largo plazo por valor de 300 millones de euros, entre cuyos accionistas incluyen numerosos estados y la UE.

Se ha criticado desde hace tiempo que estos préstamos no promueven la competencia leal, sino que destruyen las estructuras comerciales existentes, por ejemplo, en Polonia, Rumanía y Bulgaria.

Esto tiene enormes consecuencias. A raíz de la noticia que Lidl tenía previsto abrir 300 sucursales en la República Checa, el diez por ciento de los productos alimenticios se redujeron por debajo del precio de coste.

Lidl y la Responsabilidad Social Corporativa

Según el Grupo Schwarz, siete personas aconsejan a los directores de los departamentos de compras sobre asuntos de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Lidl enfatiza que tiene en consideración la RSC en su política de compras. Su código de RSC es público y puede verse en su página web. El código se aplica no solo a los productos de marca blanca de Lidl, sino que atañe a todos los productos que compra y a toda la cadena de compra, incluyendo a las subcontratas. Para implementar este código, Lidl ha llevado a cabo cursos de entrenamiento sobre RSC con tres empleados y cuatro managers desde el año 2011 en la Sede Central de Lidl en Neckarsulm. Sin embargo, Lidl fue incapaz de dar respuestas cuando se le preguntó por el procedimiento que utilizan para detectar la violación de derechos humanos y las estrategias para ponerle freno. La firma no forma parte de un proceso independiente de verificación a través del enfoque del multi-stakeholder.

Conjuntamente con Edeka, Lidl y Kaufland están intentando que a nivel europeo que no se apruebe una legislación que obligue a los minoristas y a la industria de la alimentación a cumplir con las prácticas de comercio justo en toda la cadena de valor del sector. Por otra parte, tratan de desarrollar un sistema a nivel europeo basado en compromisos voluntarios.

Lidl ha hecho comentarios a este estudio enfatizando que ellos han sido la primera cadena minorista en Alemania en introducir el Etiquetado Justo en su etiquetado de productos de marca blanca (Lidl tiene su propia marca llamada Fairglobe), incluyendo el Fairglobe Orange Juice. Además, la compañía señala que han sido la primera cadena minorista alemana en introducir en el empaquetado de sus bebidas el certificado FCS-Mix 2009. Desde el año 2014 este certificado se aplica a todas las bebidas empaquetadas en cartón que vende Lidl, incluyendo el zumo de naranja. Lidl es miembro de la European Supply Chain Initiative, una iniciativa voluntaria del mundo empresarial. Lidl apunta que ha sido una de las primeras compañías en implementar los diez principios base de esta iniciativa. Según Lidl, las iniciativas para la sostenibilidad a nivel europeo, como las actividades de la CRS Fruit Plattform (que se basan en un diálogo y un control por parte de otros actores implicados), son algo en lo que trabajan de manera permanente para tratar de mejorar la situación de manera colaborativa.

Hacia finales del 2015, Lidl ofrecerá zumo de naranja con el certificado Rainforest Alliance en Alemania, Austria y Holanda.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s