Fuente: Eldiario.es, 28 de Diciembre de 2015

  • La sociedad luxemburguesa creada hace un año para controlar la cadena de comida rápida es propiedad de dos entidades ubicadas en Guernsey e Islas Caimán
  • MEP, también radicada en Luxemburgo y que controla el grupo textil, también está administrada por firmas de Guernsey vinculadas al fondo británico
  • Permira y sus socios están preparando el retorno a la bolsa de estas dos compañías españolas

 

El 24% de las ventas de Telepizza a domicilio se hacen a través de Internet

El fondo británico de capital riesgo Permira canaliza su participación en dos importantes compañías españolas Telepizza y Cortefiel a través de sociedades radicadas en territorios británicos considerados paraísos fiscales para la Administración española.  El fondo tiene la intención de sacar a bolsa a lo largo de 2016 a las dos compañías.

Así consta en la documentación depositada en el Registro Mercantil de Luxemburgo por las entidades a través de las cuales Permira, cuya sede administrativa está en Londres, canaliza sus participaciones en la cadena de comida rápida y el grupo textil.En el caso de Telepizza, la relación con esos territorios opacos se articula a través de Foodco Invest S.à r.l.

Esta sociedad radicada en Luxemburgo está controlada por Telefood S.à r.l., la matriz de Telepizza (también luxemburguesa), y se creó tras la refinanciación de la deuda de la compañía y la entrada en el capital del fondo estadounidense KKR (que tomó un 36% de las acciones) y otros fondos en octubre de 2014.

En los  estatutos de Foodco Invest ya se recogía que uno de sus administradores tiene domicilio en Guernsey, un territorio con el que el Ministerio español de Hacienda no había firmado un acuerdo de intercambio de información fiscal hasta hace escasas semanas. Foodco Invest también  ha comunicado que entre sus accionistas están tres sociedades radicadas en Ugland House, un edificio de cinco plantas en Islas Caimán donde están registradas más de 18.000 empresas que utilizan este territorio completamente opaco como tapadera fiscal.

Entre esas entidades está el fondo de inversión The Children’s Investment Fund (TCI), al que el Gobierno español ha convertido este año en el primer accionista privado de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), tras seleccionarlo como inversor de referencia del gestor aeroportuario en su salida a bolsa.

En 2008, durante la campaña electoral en Estados Unidos, ese inmueble en las Caimán mereció la atención del entonces candidato Barack Obama, que se refirió a él en estos términos: “O bien es el edificio más grande del mundo, o bien es la mayor estructura de evasión fiscal existente”, señaló. En Ugland House (código postal 309) están radicadas Valencia Investors Limited, Presidio Investors Limited y Spruce Investors Limited, que en octubre del año pasado recibieron, respectivamente, tres paquetes de cerca de 296.000 acciones de Telefood S. à r.l.

El resto de accionistas de esa sociedad luxemburguesa son el fondo de pensiones de los funcionarios del Estado de Oregón (EEUU), Oregon Public Employees Retirement Fund; una sociedad llamada OHA Centre Street Partnership, L.P. (Delaware, EEUU) y más de una decena de sociedades luxemburguesas.

En Cortefiel, también participada por Permira (que no comenta este asunto), el esquema es parecido. Las entidades que controlan MEP, la sociedad luxemburguesa que ejerce el control del grupo textil, son, según la documentación disponible en ese país, cuatro: Permira Europe III LP1, con domicilio en Guernsey; Permira Europe III LP2 (también en Guernsey), Permira Europe III GmbH & Co (alemana, pero gestionada por la anterior); y Permira Europe III Co-investment Scheme (Guernsey).

A precio de oro

Los propietarios de Cortefiel son PAI Partners, Permira, y CVC, que compraron el grupo textil en 2005 (poco antes de la crisis) en una operación valorada en 1.440 millones de euros que generó una deuda de 1.350 millones y que supuso excluir a la compañía de bolsa, donde cotizaba desde 1994.

Ahora, ante la imposibilidad de venderla de manera directa y diez años después de esa operación (un periodo muy largo tratándose de capital riesgo), se plantean que la empresa (que además de la cadena de ese nombre controla Springfield y Women´Secret) vuelva al parqué. Lo hacen tras un plan de rejuvenecimiento y bajadas de precios bajo la batuta de Ramón Gago, exdirectivo de Inditex, como director general.

Otro tanto ocurre con Telepizza, de la que Permira es, junto a la familia Ballvé (históricamente vinculada al grupo cárnico Campofrío), principal accionista con el 51% de las acciones. Ambos han contratado a Bank of America Merrill Lynch y a UBS para que piloten la salida a bolsa como colocadores. Telepizza cotizó en la Bolsa de Madrid hasta 2006, cuando Permira y los Ballvé la excluyeron de cotización tras lanzar una oferta pública de adquisición (opa) que valoraba el 100% de la compañía en unos 850 millones de euros.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s