Del 22 al 25 de Abril se llevará a cabo la semana de acciones y resistencia contra las deportaciones ilegales con la campaña cer0deportaciones, impulsada dentro de la Campaña por el cierre de centros de internamiento para extranjeros (CIEs), CIEsNo.

Junto con el cierre permanente de los CIEs, la campaña denuncian los  llamados vuelos de la vergüenza, unos trayectos especiales que llevan a cabo ciertas compañías, mediante convenio con el Estado, para deportar a personas inmigrantes bajo el protocolo de repatriaciones español.

En el BOE del pasado 11 de marzo de 2013 se publicaba la adjudicación de un contrato de «Servicios de transporte aéreo de pasajeros para el traslado de ciudadanos extranjeros y de los funcionarios policiales encargados de su custodia entre diversos puntos del territorio nacional y desde estos a otros países» por un valor estimado en algo más de veinticuatro millones de euros. 

Las empresas adjudicatarias del citado contrato fueron Globalia, S. A. U., y Swiftair, S. A., que se han encargado de este tipo de deportaciones masivas desde entonces. La multinacional Globalia es propietaria entre otras de Viajes Ecuador, Halcón Viajes, Touring Club y Air EuropaSólo Air Europa ha firmado un contrato de 11.880.000 euros por cada año de servicio proporcionado al estado.

El “servicio” que proporcionan empresas como Air Europa, es conocido como Macro-vuelo de deportación, un viaje reservado sólo a personas que van a ser repatriadas forzosamente a su continente de origen. A veces estos vuelos dejan a los pasajeros en lugares que no son sus países de origen, sino tan sólo su continente. Son trasladados allí contra su voluntad, utilizando violencia y métodos coercitivos de todo tipo, llegando incluso a llevarles en países donde no tienen ningún vínculo, sin dinero ni recursos.

Los colectivos y activistas integrantes de la Campaña por el cierre de los CIEs han denunciado la existencia de redadas selectivas de forma sistemática, mediante las cuales la Policía, ya sea uniformada o secreta, busca inmigrantes irregulares de una nacionalidad determinada días antes de la salida de un vuelo, probablemente para facilitar el trabajo de deportación a estas compañías aéreas. Pese a las numerosas declaraciones en contra de la trata de seres humanos y del negocio relacionado con la inmigración ilegal, constatamos una vez más que las propias empresas europeas, desde la gestión privada de las fronteras hasta las empresas satélite, hacen negocio con la criminalización de la pobreza.

http://cer0deportaciones.files.wordpress.com/2014/04/globalia-empresas_editado-1.jpg

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s