Noticia publicada en el Confidencial el 9 de diciembre de 2012

 

El gestor de activos inmobiliarios Sareb, más conocido como banco malo, tendrá una rama atípica de negocio: la demolición. En los planes del Banco de España para el Sareb ya se prevén 500 millones para derribar inmuebles y estructuras, según han señalado fuentes financieras.

Estos 500 millones se gastarán durante los primeros diez años de vida del Sareb y suponen una irónica e inesperada consecuencia de los excesos inmobiliarios que se han producido en España durante los últimos años.

El banco malo recibirá de las entidades nacionalizadas mucho suelo, pero también promociones inacabas, caras de mantener y que a cada año que pasa se deterioran. Algunas, las mejor ubicadas, se finalizarán, pero aquellas que se encuentren en localizaciones poco céntricas, en pequeñas ciudades, zonas de segundas residencias o mal comunicadas sólo les espera  la decadencia que reducirá su ya escaso valor.

Para esos casos de proyectos en fase de desarrollo la solución será la dinamita o la piqueta, con la esperanza de que ese suelo pueda ser aprovechado para otros usos más a largo plazo.

El banco malo es víctima de la situación de crisis inmobiliaria. En este momento, hay promotores que están contabilizando el suelo con valor negativo. Y en complejos que se hayan quedado a medias en zonas que no hayan cumplido las expectativas iniciales, la falta de alguna infraestructura planificada, por ejemplo, la situación será similar. Por eso los solares serán traspasados al Sareb con un descuento del 80%.

Zonas ilíquidas

El Sareb también está planificando las zonas para actuar en función de esta clasificación una vez que se ponga en marcha el nuevo organismo.

Así, por ejemplo, se considera que por el exceso de oferta que hay en Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura,  el banco malo  no venderá ni un solo piso en estas CCAA durante sus tres primeros años de actividad. En cambio, se priorizarán otras zonas donde se cree que después de seis años de crisis ya puede reactivarse la demanda, como las zonas urbanas de los entornos de Barcelona, Madrid y Bilbao, por ejemplo.

La intención del Banco de España es evitar vender a pérdidas, y eso que el Sareb ya habrá recibidos los pisos y la vivienda acabada con un descuento del 54%. Los bancos sanos que han sido calificados en el grupo cero en este momento están vendiendo sus pisos con pérdidas de entre el 25% y el 30%.

Problemas de constitución

La constitución del Sareb lleva retraso, en parte por la negativa del BBVA a participar en el capital. Por ello, el Gobierno está intentando hacer más atractiva la inversión ofreciendo incentivos.

Se da la paradoja de que el Gobierno obliga a los bancos sanos a entrar en el capital del Sareb cuando esta sociedad en buena parte será un instrumento que competirá contra estos mismos bancos y les obligará a vender más baratas las viviendas y el resto de activos que salgan al mercado.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s