Fuente: Ruth Ugalde, LaInformación.com

Alicia Koplowitz, el marido de Ana Patricia Botín, los clientes vip de BBVA y la gestora N+1 figuran entre los grandes patrimonios presentes en Irlanda. Atraidos por las ventajosas condiciones fiscales de su industria de fondos, ahora podrían verse obligados a huir a Luxemburgo si Europa cambia las reglas de juego.

Irlanda está viendo tambalerse el imperio de beneficios fiscales que ha construido durante los últimos años y que le ha permitido competir cara a cara con Luxemburgo.

Sobre todo, en el terreno de los fondos de inversión libre (los famosos hedge fund), donde ha conseguido atraer a varios grandes patrimonios españoles.

Alicia Koplowitz, Guillermo Morenés (marido de Ana Patricia Botín), los clientes vip de BBVA o la gestora N+1 figuran entre los nombres propios españoles que tienen registrados en Irlanda varios fondos de inversión libre.

Sin embargo, todo este castillo de naipes puede venirse abajo a partir de hoy, si Europa lleva a cabo su amenaza y pone fin a las ventajas fiscales que han convertido a Irlanda en un semiparaiso fiscal.

De hecho, Dublín es el mayor centro de actividad de los gestores alternativos, hasta el punto de que aglutina el 40% de los activos globales de esta industria, según cifras de Hedge Fund Research.

Un liderazgo que puede empezar a perder a partir de hoy, a raíz del nuevo plan de ajuste del país y del rescate financiero del país, lo que obligaría a las grandes fortunas españolas a emigrar a otros paraisos fiscales, como Luxemburgo.

“El cambio de país apenas supone un día de trabajo, el problema es que en Irlanda funciona mucho mejor y, además, mucho más barato. Por tanto, un cambio en su fiscalidad realmente nos supondrá un trastorno”, señala un gestor de fondos de inversión libre, que cifra en hasta un 50% la diferencia de tarifas con Luxemburgo.

En España, Omega, Altex Partners, BBVA Asset Management, M&B Advisors (la gestora del yerno de Emilio Botín), Belgravia, Cartesio, Gesfibanc, N+1, Valorica, Santander y Siitnedif cuentan con autorización del supervisor del mercado (CNMV) para operar en Irlanda.

Por encima de todas destaca el brazo inversor de Alicia Koplowitz, Omega, que cuenta con cinco fondos registrados en la quebrada isla: Laredo, Cerrado, Fractal, Turaco y Penta. Entre todos, superan los 400 millones de patrimonio.

Guillemo Morenés, que tras romper la sociedad con su cuñado Javier Botín se ha quedado solo al frente de M&B Advisers, ha visto reducida su exposición a Irlanda gracias a que ha liquidado gran parte de sus fondos, salpicados por Madoff. No obstante, según el registro de la Bolsa Irlandesa, todavía cuenta con varios vehículos de inversión, como Chameleon.

BBVA ha depositado cerca de 90 millones de euros del propio banco en el fondo BBVA Investment Fund, un vehículo que la entidad analiza desde una perspectiva insitucional, dentro de su estrategia de expansión, y cuyo futuro está ahora pendiente de las decisiones que te tomen en Irlanda.

Algo parecido le ocurre a la gestora N+1, que cuenta con el vehículo QMC Development Capital registrado en la todavía ventajosa isla.

Cubrir las pérdidas

Aunque el primer impacto que está teniendo la crisis griega entre los grandes patrimonios españoles es que podría forzarles a emigrar a otros paraísos fiscales, el verdadero quebradero de cabeza estaría en aquellas fortunas cuyas entidades depositarias (los bancos en los que tienen guardado su dinero) sean irlandesas.

Aquí el problema se situaría en el epicentro de la crisis, ya que el motivo del rescate irlandés ha sido el agujero de su sistema financiero. La importancia que tiene el negocio bancario para el país, debido a su condición de semi paraíso fiscal, llevó el Gobierno a comprometerse a cubrir todas las pérdidas.

“El caso contrario, haber permitido que alguna entidad cayera y, por tanto, que las fortunas que habían expatriado ahí su dinero perdieran parte de sus inversiones, habría desatado una diáspora internacional de consecuencias peores”, explica un gestor de fondos.

Ahora, la clave está en saber hasta qué punto permitirá Europa que Irlanda siga robándole sus grandes capitales y, después, le pida el dinero para tapar sus agujeros.

Hoy, por el momento, se conocerá el plan de ajuste de 15.000 millones del Gobierno. Pero todavía queda un mes de negociaciones por delante en el que puede haber sorpresas.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s