Solidaridad con las trabajadoras y los trabajadores de las empresas Med Seafood, Detroit Seafood, Maroc Seafood y Fish Company del “SEAFOOD GROUP”

Muchos distribuidores europeos, en especial holandeses, envían gambas pescadas en el Mar del Norte a Marruecos para que allí sean peladas. El trabajo lo realizan obreras de grandes plantas procesadoras situadas en Tánger y Tetuan. Las gambas sin cáscara son enviadas de vuelta a los Países Bajos para su comercialización.

Las condiciones laborales en estas fábricas no cumplen con la legislación marroquí. Sindicatos y organizaciones de obreras denuncian que se exceden los horarios laborales máximos, llegando a trabajar 15 horas diarias, que se paga según las cuotas de trabajo fijadas por el empleador y que muy a menudo no se alcanza el salario mínimo del país (unos 200 euros mensuales), que muchas de las obreras trabajan sin contrato y que no se paga la seguridad social de la mayoría de las trabajadoras.

Fátima, una obrera de Tánger que lleva 20 años en el sector, declaraba a Radio Netherlands Worldwide: “Cuando necesitaba un médico, en 2005, me enteré que mi empresa no estaba pagando mi cotización a la seguridad social a pesar que me la estaban descontando del salario. Desde que planteé el tema a la empresa, han ido a por mi”.

Según la legislación laboral Marroquí, aunque se pague a las obreras según el trabajo realizado, estas han de alcanzar el salario mínimo (aproximadamente 200€ al mes). Si el precio por unidad de trabajo no permite llegar al salario mínimo, el empleador debe asumir la diferencia. Además, el horario de trabajo no puede superar las 10 horas diarias.

Las trabajadoras del sector en Tánger llevan más de tres años tratando de organizarse para defender sus derechos laborales con el apoyo de organizaciones locales e internacionales. Tras emprender las primeras acciones de protesta se han iniciado los despidos y las presiones.

Por eso solicitamos el apoyo de organizaciones europeas para que hagan llegar sus cartas de protesta a las empresas marroquíes implicadas expresándoles su preocupación y haciendo saber a los propietarios de estas empresas que el problema trasciende sus fronteras. El objectivo es la readmisión de las personas sindicalistas despedidas y que se inicien negociaciones para la mejora de las situaciones laborales a fin de cumplir la legislación vigente.

Las organizaciones que deseen mostrar su apoyo a las trabajadoras y a los trabajadores de las factorías del grupo Sea Food pueden hacer llegar una carta que siga este modelo a collectiurets@gmail.com para que podamos remitirlas por fax a las empresas implicadas.

Más información: http://www.rnw.nl/english/article/dutch-shrimps-moroccan-factories-fighting-exploitation

Artículo de junio de 2010: Las gambas, aunque sean congeladas, acaban saliendo demasiado caras

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s